4 maneras de encontrar sentido en el trabajo y en la vida

¿Cuál es el sentido de lo que estoy haciendo? ¿Para qué hacer este informe? ¿Cuál es el sentido de todo este papeleo? ¿Para qué un nuevo paquete de software? ¿Para qué esta reunión?

¿Cuál es sentido de lo que estoy haciendo? Es muy probable que alguna vez te hayas hecho esta pregunta. Todos los seres humanos nos interrogamos sobre el sentido y el propósito de lo que hacemos. Podemos ignorar la pregunta y distraernos con nuestros hobbies y con nuestra rutina, pero la pregunta siempre vuelve. Como seres humanos necesitamos encontrarle un sentido a lo que hacemos. Cuando no lo conseguimos nos encontramos un poco más perdidos en nuestras vidas y en nuestros trabajos. Cuando encontramos una respuesta a esta pregunta también encontramos una razón por la que estar vivos aquí en la tierra. Las personas que encuentran sentido en sus trabajos están más motivadas, son más productivos, tienen mejor salud y son más responsables…

El psiquiatra austriaco Victor Frankl sobrevivió al campo de exterminio de Auschwitz. Observó que las personas que encontraban un sentido a su estancia en el campo y a su sufrimiento sobrevivían mejor y más tiempo. Aprendió que el significado de la vida no es algo abstracto. El significado de la vida es algo muy concreto y distinto para cada uno de nosotros: ¿Qué es lo que la vida pide de mí en este preciso momento? En la respuesta concreta a esta pregunta está el significado. Citando sus propias palabras extraídas de su libro “Man’s search for meaning” (“El hombre en busca de sentido”)

“Tuvimos que enseñarnos a nosotros mismos y, más aún, enseñar a los hombres que estaban cayendo en la desesperación, que no importaba lo que nosotros esperábamos de la vida. Lo que importaba era lo que la vida esperaba de nosotros. Tuvimos que parar de preguntar sobre el sentido de la vida y en lugar de esto vernos a nosotros como aquellos que estábamos siendo interrogados por la vida; cada día y cada hora. Nuestra respuesta debe consistir no en charla y meditación, si no en acción correcta y comportamiento correcto. El significado último de la vida es asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que la vida nos plantea y en completar la tarea que es constantemente impuesta por la vida a cada individuo.”

La investigadora neozelandesa Marjolein Lips-Wersma ha dedicado más de 15 años al estudio del sentido y significado en el trabajo. Según sus investigaciones, y a pesar de que pueda parecer lo contrario, la mayoría de las personas sí saben lo que da sentido a sus trabajos y a sus vidas. En su libro “The Map of Meaning” resume sus investigaciones en un sencillo mapa en el que describe cuatro vías a través de las cuales podemos encontrar más sentido en nuestro trabajo y nuestra vida, de manera concreta como sugiere Victor Frankl.

El mapa tiene 4 cuadrantes, que son las combinaciones de “Ser” y “Hacer” con “Otros” y “Uno mismo”

Mapa del sentido

El primer cuadrante es Unión con otras personas (combinación de “Ser” y “Otros”)

Muchas personas encuentran sentido cuando se sienten unidas a otras personas: El pertenecer y estar aceptado dentro de un grupo, el desarrollar relaciones de apoyo mutuo y confianza, el compartir proyectos, valores y objetivos es fuente de significado. “Tenemos mucho trabajo pero nos reímos mucho juntas, todos los días”, “Tengo muy buena relación con mis dos compañeros de despacho. Siento que nos preocupamos y nos interesamos genuinamente los unos por los otros. Siento que somos más amigos que simplemente compañeros de trabajo”.

El segundo cuadrante es Desarrollo interior. (combinación de “Ser” y “Uno mismo”)

Muchas personas encuentran sentido en su trabajo y en su vida cuando se desarrollan personalmente, ganan madurez, se conocen mejor a sí mismas y son fieles a sí mismas y a sus valores. ”Encuentro sentido cuando soy el cambio que quiero ver en el mundo”, “Encuentro sentido cuando voy hacia adentro, cuando conecto con la paz y la quietud en mi interior” o “Encuentro sentido cuando tomo conciencia de mis miedos y los supero”.

El tercer cuadrante es Expresar tu potencialidad (combinación de “Hacer” y “Uno mismo”)

Muchas personas encuentran sentido cuando expresan los talentos y dones que los hacen únicos en su trabajo y en su vida, dejando una huella en el  mundo. Tiene que ver con crear, con alcanzar metas, con superarse.

El cuarto cuadrante es Servicio a otras personas (combinación de “Hacer” y “Otros”)

Muchas personas encuentran sentido cuando ayudan de alguna manera, cuando contribuyen al bienestar y a la felicidad de otras personas en sus trabajos y en sus vidas.

Cada cuadrante ofrece la oportunidad de encontrar sentido en el trabajo y en la vida. El mapa sugiere la importancia de equilibrar el “Ser” con “Hacer” y el enfoque hacia “Uno miso” con el enfoque hacia los “Otros”.

Un enfoque excesivo hacia el ser, hacia el desarrollo interior, puede llevar a la pasividad y a mirarse el ombligo olvidándose del mundo fuera de nosotros mismos. Por el contrario, un enfoque excesivo en la acción puede hacer que no lleguemos a conocernos bien a nosotros mismos, que nos perdamos en la actividad y que nos sintamos vacíos al perder de vista lo que es realmente importante para nosotros.

Un enfoque excesivo hacia los otros puede tener como consecuencia que nuestras necesidades básicas se vean desatendidas, llevándonos al agotamiento y a quemarnos. No podemos cuidar a los demás sin cuidarnos antes a nosotros mismos. Un enfoque excesivo hacia uno mismo puede llevar al asilamiento.

A partir de ahora, cada vez que te sientas desmotivado en el trabajo (o en tu vida) piensa en qué cuadrantes no estás expresando. Búscate actividades que te permitan expresarlos. Y también, cada vez que te sientas feliz y motivado, fíjate en cómo estás expresando los cuadrantes. Esta toma de conciencia te podrá ser útil cuando surjan dificultades.

A continuación puedes encontrar el link a una charla de Marjolein Lipsw-Werma sobre el mapa del significado (en inglés).

4 1 1 0 0

,

No comments yet.

Leave a Reply